Pinturas

Eduardo Pradilla. Mayo de 1990

 

Las pinturas narrativas y anecdóticas de Eduardo Pradilla, localizan su argumentación en un tono popular, entre el folclor y la mirada humorística. Su figuración se alimenta del lunfardo como lenguaje y se resuelve con base en imágenes de trazo fuerte y diseño rotundo.
Eduardo Pradilla consigue con especial ímpetu imponer una figuración que reflexiona sobre lo provinciano y marginal, al tiempo que señala una evocadora solución poética a los personajes que aparecen en sus pinturas. El color y las formas ajustan en contrapunto las soluciones que los lienzos ofrecen en cuanto a recreación de emblemas, usando lo nacional en búsqueda de una participación de lo simbólico.
 
Miguel González