Pinturas

Rafaél Ortíz. Mayo de 1990


 
La obra de Rafael Ortíz va construyéndose como una acumulación de impresiones. El busca registrar en sus óleos los sucesos que han ido saliendo a su paso para fabricarle experiencias. Su pintura registra los paisajes, las personas y las cosas que le salen al encuentro en su continuo transitar. Sus resultados revelan una pincelada suelta ágil, no dispuesta a aprisionarse a un estilo sino doblegada a las exigencias emocionales que cada argumento reclama.

 

Miguel González