Diario de Motocicleta

Mateo López. Mayo de 2007

 

*Anexo fragmentos de un diario…M.L.

 

Hace un tiempo vengo trabajando en proyectos de dibujo que se construyen desde o se complementan en el espacio de exposición, creo que el interés está en ilustrar procesos para poder entender el oficio

Recordando los antecedentes:

En el 2003, para la exposición Pentimentos, con el colectivo Ruinas Faber, dibujamos durante 2 semanas las paredes de la Sala alterna de la Galería Santa Fe. En el 2005 para la exposición Lugar no Lugar en la Casa Republicana tenía en mente una intervención que nunca se construyó. “…Algo comenzó a tener forma, pero al pasar los días en que trabajaba, el proyecto originó más formas. Como apéndices de un proyecto me generaban una indecisión por escoger un solo camino, pero también me revelaban la capacidad de esta caja vacía (el patio) para contener múltiples propuestas. Al ver los dibujos en conjunto me di cuenta que ese era el proyecto, dibujos de intervenciones, plateamientos sobre papel.” (Proyectos de intervención, patio Casa Republicana- Veinte no lugares y un lugar)

En el 2006 en una de las salas de la galería Casas Riegner monté un taller de artista y trabajé dentro de esta “maqueta” el mes que duró la exposición; algunos visitantes esperaron encontrar la exposición, otros descubrieron el “trampa ojo” de lo que sucedía en este taller temporal. Más recientemente en el salón BBVA en casa de moneda, sentado en una mesa de camping junto a dibujos que se despegaban y se caían, invitaba a los visitantes de la expo. a recortar un pedazo de dibujo, para que lo conserven y volver a reconstruir la pieza en unos años, como un rompecabezas.

Este escrito tiene tono de diario…de hecho lo es

Estaba planeando un viaje a Cali con motivo de una expo. Que todavía esta por definirse, al recibir la invitación me quedó sonando conocer Cali, la idea del desplazamiento y el viaje….por lo que propuse un proyecto que se construyera en el camino.

Hace doce años recorro Bogotá en una Motico de bajo cilindraje, una Vespa-Piaggio- modelo 94 con la que me gustaría hacer el recorrido, mi idea es hacer los 484 kilómetros entre Bogota y Cali lentamente “por entre las tiendas” haciendo dibujitos.

Cuando me contaron del encuentro en Medellín me pareció interesante extender el recorrido, sumar 420 Km y llegar a otra estación.

Entonces el itinerario propuesto es Bogota-Cali-Medellín haciendo un diario. Dos palabras: diario y motocicleta arrojaron el nombre del proyecto. Diario de Motocicleta….la relación con el che aún no la sé, pero a mi me suena irónica.

Estoy trabajando en el diseño y la funcionalidad de este “Taller portátil No.25” pues consta de: motocicleta, dos mudas de ropa, música, cámara de fotos, trípode, cuadernos y una herramienta de dibujo conocida como Cámara Lucida.

Desde hace un buen tiempo estuve buscando una cámara lucida, ¿sabes lo que es?

Es un aparato óptico o herramienta de dibujo inventado hace más o menos 200 años, funciona así: tu estas mirando a través del aparato y la imagen frente a ti o el modelo, se ve sobreimpuesto en el papel o en la superficie que vas a dibujar, el efecto que produce es similar a una foto de doble exposición, tu silueteas o redibujas sobre la imagen.

El funcionamiento está muy cerca de la cámara oscura, que luego se convirtió en la cámara fotográfica.

Yo había oído de tal aparatito, pero nunca lo había visto, hasta que me encontré con un libro de David Hockney, The Secret Knowledge. Al parecer el libro generó todo un debate, pues Hockney argumentaba que muchos pintores del pasado conocían el funcionamiento de la cámara lucida y otros instrumentos ópticos para haber logrado tanta precisión un su pintura. Su tesis no desvirtúa a los artistas clásicos, pues dice que las herramientas están para usarlas y deja claro la relación entre arte y ciencia.

…después de buscarla, preguntando a amigos, entre bibliotecas y almacenes de antigüedades, encontré un lugar en Inglaterra donde construyen la cámara lucida, versión moderna, la llaman Cámara lucida 2000. No dude en adquirirla, un familiar me hizo el favor de comprarla y traerla hasta Colombia.

Entonces:

Diario de motocicleta es un proyecto itinerante, de parrillero, el “taller portátil No.25”; un diario de dibujos elaborados con ayuda de la cámara lucida, en donde el propósito del desplazamiento está en consignar lugares y objetos encontrados aludiendo la idea romántica del Flaneur o un pintor viajero. O la visión contemporánea del fotógrafo de parque o artista de carretera.