Plétora

Danilo Dueñas. Septiembre 2008

 

 

Plétora

(Una superabundancia de cosas por conocer).

 

Extrañamente ayer encontré, tan pronto abrí un libro dejado al azar por una también extraña alumna sobre el tapete de mi casa, la siguiente frase escrita en 1967.

“The process behind the making of a storage facility may be viewed in stages, thus constituting a whole “series” of works of art from the ground up. Land surveying and preliminary building, if isolated into discrete stages, may be viewed as an array of art works that vanish as they develop”.

Lo cual traducido tentativamente al español equivale más o menos a lo siguiente:

“El proceso que se lleva a cabo durante la construcción de un depósito puede ser visto por “etapas”, constituyendo de esta manera, toda una serie de obras de arte desde su comienzo hasta su finalización. La topografía y la construcción preliminar al ser aisladas en estadios discretos, se pueden ver como una formación de obras de arte que se desvanecen a medida que se desarrollan”.

Necesitaba pues de este texto tan circunstancial como certero para presentar una serie de fotografías del 2006 que expondré en Jenny Vilá por primera vez en Septiembre y que parece encarnar todo aquello que me proponía con ellas. Robert Smithson su autor, gran artista y escritor, se aventura incluso a advertir que, corresponderá indudablemente a artistas, el descubrimiento real de estos territorios.

 

“The unknown area of sites can best be explored by artists”.

“El desconocido mundo de los “sitios”, lo pueden explorar mejor los artistas”.

Uno de tales lugares fue la feria de arteBA en Buenos Aires antes de ser feria o sea cuando aún era arte y aún no era feria. Y esto espero, lo atestiguen las fotografías que presentaré y las cuales pude tomar cuando me encontraba deambulando en compañía de mi esposa sin presuntamente nada que hacer antes de la feria.

Siempre había sido fotógrafo ya que siempre he sido instalador, y siempre seré cineasta  ya que siempre he sido pintor.

La pintura como resulta claro, es ante todo un medio que asalta y contagia y no un fin que aparece dormido en sí mismo. Al diablo con esencialismos que hacen que todo termine ocultándose sin remedio.

 

Danilo Dueñas