Sudáfrica 2010

Fernando Uhía. Septiembre 2010

 

 

La serie Sudáfrica 2010 pretende proporcionar imágenes pictóricas sobre cada uno de los 64 partidos del pasado mundial de fútbol en Sudáfrica, pero no directamente como podría parecer al aficionado a la pintura tradicional. En ese mundial, como en otros anteriores, hubo varias rondas eliminatorias: “Todos contra todos”, “Octavos de final”, “Cuartos de final”, y “Finales”. Así, cada grupo de la serie va creciendo en tamaño de acuerdo al crecimiento del mundial mismo, terminando algún día en dos pinturas de 220 x 120 cms. de los dos partidos de Finales: Holanda vs. España y Uruguay vs. Alemania, aunque también hay unas pequeñas y alargadas que representan superstars del mundial.

El procedimiento técnico de Uhía es una hibridación irónicamente automatizada –pero muy sofisticada- de los procedimientos técnicos del Expresionismo Abstracto norteamericano y de la llamada Abstracción Postpictórica internacional de los años 60 y 70 en el mundo. Al igual que otras series del autor como Ready Mades Estilísticos, Technoesmaltes, Paraguernicas o Interferencias, su interés no está, como en los expresionistas abstractos, en mostrar un momento subjetivo personal o un existencialista ser, triste y alienado dentro de un apabullante entorno social, sino un estandarizado y pretendidamente optimista momento visual actual, un momento globalizado económicamente, que después del éxtasis sensorial también produce un incómodo guayabo melancólico. A la producción en serie o Fordismo (por Henry Ford), Uhía le suma un modo de hacer “virtual” por medio de chorreaduras instantáneas o Postfordista. Ciertas técnicas históricas de la pintura abstracta son usadas por el autor como “servicios” ejecutivos para producir esplendor visual, de la misma forma que ejecutivos de la bolsa mundial usan el dinero virtual, extraído de cualquier manera de la población, para su beneficio personal.

Sin embargo, esta serie SUDÁFRICA 2010 introduce una problemática inédita en sus anteriores series: el estereotipo africano difundido durante el desarrollo del mundial publicitariamente a punta de leones, junglas y danzas tribales, del cual no queda nada tomando, como hace Uhía, simplemente los colores de los equipos, árbitros y arqueros de cada partido, nunca las banderas. Al final ni siquiera el equipo de Sudáfrica pasó de la fase inicial, y los árbitros y FIFA llevaron en coche a España y a Alemania a estar en las Finales del mundial 2010 para que la lista de ganadores históricos entre selecciones europeas y sudamericanas se equilibrara. África sirvió de soporte a esta farsa europeizante de la misma manera que la Formica brillante sirve de soporte a los falsamente subjetivos chorreados cincuenteros esmaltados de Uhía.

 

La redacción, Chapinero Bajo, Bogotá. Agosto de 2010.