En reserva

Ricardo León en ARCO 2015

 

 

La propuesta de Ricardo para Arco parte de un aspecto implicado en la situación concreta de la exhibición en una feria de arte. Los stands en una feria de arte reproducen frecuentemente la estructura y la lógica de la galería: un espacio de exhibición y otro al que no se puede ingresar sin ser especialmente invitado. Este último corresponde al lugar donde el galerista guarda una reserva de obra y al que ciertos coleccionistas, motivados en comprar, acceden con el interés de ver más piezas. Este proyecto propone una instalación que consiste en la construcción de una pequeña bodega de almacenaje que contiene auténticas piezas (no exhibidas). En principio el espacio dará la apariencia de un espacio de reserva con algunos paquetes, cajas y guacales. La idea es que el espectador que se detenga descubra las piezas y las cosas están especialmente dispuestas.

 

Los elementos que componen dicha bodega hacen referencia de distintas maneras a la noción de contenedor sin contenido, a la sugerencia de objetos que no logran develarse del todo. Esta idea se inspira en los procedimientos normativos para el tratamiento, conservación y almacenamiento de obras de arte. Sin embargo, la intención de la propuesta no está enfocada en evocar literalmente la conservación de obras ni a reproducir fielmente la bodega de una galería de arte.  Se trata más bien de especular en torno a una hipotética “conservación del vacío”. La propuesta se fundamenta en una puesta en escena de una bodega de obras donde se ficcionalizan sutilmente las medidas

 

y procedimientos de conservación. El proyecto propone relaciones hipotéticas entre el empaque, la manipulación y la conservación de obras de arte y algunas medidas preventivas en la manipulación de elementos que sugieren situaciones de riesgo.