La Mesa de Morandi

Gustavo Niño, Agosto 21 – Septiembre 12

 

LA MESA DE MORANDI

 

“La mesa de Morandi” reúne una serie de ensamblajes realizados por Gustavo Niño entre 2007 y 2018 en sus tiempos de escasez creativa, de exceso de concentración en un solo proyecto o a manera de duelo después de una exposición recién finalizada.

 

Giorgio Morandi está en su taller. Es una reducida habitación en la que se encuentra una cama, un caballete, un par de libros, algunos cartones y unas cuatro o cinco pequeñas mesas de diferentes alturas.

 

Distribuidos entre el piso y las mesas, se encuentran más de cien objetos. Botellas, jarrones, floreros, vasos, tarros, frascos, cubos o cilindros permanecen en aparente orden. Una fina capa de polvo los recubre, como si las cosas quisieran contar su vida al lado del pintor. Morandi los ordena una y otra vez sobre las mesas, pintando cuidadosamente cada composición, pintando siempre las mismas cosas pero nunca pintando lo mismo, contando siempre una historia distinta.

 

En ocasiones Morandi pinta la superficie de las mesas para variar el color del lugar en que se posan los objetos, algunas veces simplemente les pone un cartón. Por años, esas mesas acogen sin inmutarse un objeto tras otro mientras el pintor los ordena y reordena sobre ellas. Morandi manosea una y mil veces los mismos objetos, como si tratara de pintar todos los bodegones posibles, como si quisiera encontrar todas las formas en que un mismo objeto puede ser varios objetos a la vez.

 

La mesa de Morandi siempre tiene cosas encima, la mesa de Morandi se adapta a los caprichos del pintor, la mesa de Morandi es siempre la misma y siempre distinta, la mesa de Morandi es la superficie que recibe una y otra vez las cosas del pintor, la mesa de Morandi es el lienzo de Morandi, la mesa de Morandi es siempre la misma, siempre distinta.

 

Gustavo Niño 2019